12 de dic. de 2009 en 16:24:00 Publicado por JyB_4ever 0 Comments


Cicerón puso en práctica sus principios de retórica en sus propios discursos,los cuales se convirtieron en obras literarias.

Sus secretarios los tomaban taquigráficamente y después él los retocaba a su manera, aunque algunos nunca llegaron a ser pronunciados. Es en los discursos donde más se puede observar el genio de Cicerón.

Se conservan más de cincuenta.

Discursos judiciales--Predominan los de defensa: a favor de amigos, protegidos o simples clientes (Pro Archia poeta, Pro Roscio, Pro Murena, Pro Milone...); pero también los hay de acusación: por ejemplo, los discursos In Verrem (Contra Verres, un propretor de Sicilia acusado de abusos y corrupción), conocidos con el título de Verrinas.

Discursos políticos: Fueron pronunciados ante el Senado o ante la Asamblea del pueblo. Destacan las Catilinarias, serie de cuatro discursos famosísimos con los que abolió la conjuración de Catilina durante el año del consulado de Cicerón (63 a.C.), y las Filípicas, 17 discursos con los que intentó frenar la subida al poder de Marco Antonio (antiguo lugarteniente de César) y que serían la causa de su muerte.

0 Responses so far.

Publicar un comentario en la entrada

¿Qué os ha parecido? Interesante, un bodrio...
Darme buestra opinión si quereis XD

    Followers

    300

    300
    ESTO ESESPARTA!!!